Premios

Paolo Mereghetti

En un año que se había abierto bajo los mejores auspicios con respecto a la recuperación de la credibilidad del cine italiano y que en cambio corre el riesgo de cerrarse con algún desengaño de más (nos referimos por supuesto a los datos del box office), las mejores noticias parecen llegar del amplio abanico de nombres nuevos y muy nuevos que se han asomado a la gran pantalla. Son ellos los que nos han dado las sugestiones más interesantes y las propuestas más estimulantes frente a un cine “adulto” (o mejor sería decir: viejo) que parece haber agotado ya su carga.

Si miramos a las diez películas que presentamos, ochos son óperas primas, algunas incluso en  absoluto. Todas demuestran una ambición de estilo que es muy prometedora  para su carrera pero también para un cine italiano que parecía haberse estancado frente a comedias no siempre irreprochables. Y todos (incluidos también los dos “veteranos”, Stefano Chiantini y Emanuele Crialese) demuestran una capacidad de relacionarse con la realidad que los rodea que es síntoma de una auténtica madurez. Nadie cierra los ojos frente a los problemas y a las contradicciones de la Italia de hoy, pero nadie parece ni siquiera adaptarse a los discursos hechos o previsibles: el Sur, la familia, los jóvenes, los inmigrantes, las relaciones entre las clases sociales, la Historia, hasta los “extraterrestres” se cuentan con una nueva  visión que da buenas esperanzas. Y que permite apostar positivamente por el futuro de sus carreras,  pero también del cine italiano.

Paolo Mereghetti

 

Instituto Italiano de Cultura de Madrid

Definir al documental unívocamente es una tarea prácticamente imposible, son tantos los puntos de contacto que tiene con los demás géneros y que cada vez resulta más difícil trazar un criterio que lo delimita. En esta edición los diez documentales seleccionados confirman que este es un medio extraordinario para contar una realidad una época, unos personajes, un lugar. Desde Fughe e Approdi, que nos presenta un viaje por las islas Eolias para repasar la historia del cine italiano, a Andata e ritorno, que nos cuenta la Catania de los años 80 a través de sus artistas para confrontarla con lo que es ahora la ciudad, pasando por un road movie a través de la geografía de Italia para saber si nos podemos imaginar un futuro, con Piazza Garibaldi.  Y la música con Questa storia qua que nos lleva a través de la historia más íntima del cantante Vasco Rossi a descubrir  toda una generación, al Valzer dello Zecchino que a través de historias de vida de unas familias durante el concurso canoro  nos cuenta lo que une y diferencia el norte y el sur de Italia. La música y el arte, con Quiproquo que nos plantea la pregunta de qué es la vanguardia y nos muestra las relaciones entre arte y vida, un documental sobre el artista Piero Guccione y Schuberth el estilista de la dolce vita y temas estrictamente sociales: la emigración y la desesperación de perder el trabajo con Ritals y Pugni chiusi. Todas obras originales y significativas sobre realidades que la cámara retoma con fidelidad a través del filtro de la mirada del director. Un tratamiento creativo de la realidad italiana de autores que se resisten a la homologación y que creen firmemente en el importante rol social del documental, y que en definitiva el cine es útil.

Instituto Italiano de Cultura de Madrid

 

Maurizio Di Rienzo

Diez cortometrajes heterogéneos, premiados no solo en Italia. Algunos visualmente valientes y no habituales; algunos reveladores de miradas con talento. Infancia, trabajo, psique, familia, pérdidas, los temas más evidentes; dos son comedias entre las cuales una animación 'fantástica', 'Il pianeta perfetto' artesanado puro y texto satírico; y un juego sobre la tópica y burguesa neurosis ciudadana, el aparcamiento perfecto, 'Sotto casa.' Un niño rom mensajero de amor en Nápoles, entre idiomas, callejones y el Museo de arte contemporáneo es el metrónomo de 'Armandino e il Madre', debut en la dirección de la conocida actriz Valeria Golino; otro niño, que trabaja en los tiovivos de feria, es artífice de un golpe de corazón y amistad para nada irrelevante en 'Jody delle giostre'. Se enlazan el sentido que le falta a 'Rita' por no estar a merced de una vida que se le escapa de las manos y el sentido de una vida por engendrar, que es todo esfuerzo de la mente para la protagonista, también directora, de 'Linea nigra', películas intensas gracias a las originales direcciones.
El cuento de hadas de un nieto Peter Pan tratado con gusto y bonitos actores en ‘Omero bello di nonna' y una nieta huérfana del abuelo pero no de los momentos que han vivido juntos en un fulgurante 'Passing time’ sin diálogos El sur no banal de jóvenes que intentan olerse y mezclarse entre la Nápoles bien y la periferia rap en el lineal 'Vomero travel', (cuyo director Guido Lombardi ha ganado este año en la Mostra de Venecia el Premio transversal a la mejor ópera prima, además del Premio del público en la Semana de la Crítica) y el sur de una pareja de veinteañeros que no ceden a los chantajes de una Sicilia madrastra en el más que realista 'Salvatore' de los ya confirmados gemelos de Catania, Bruno y Fabrizio Urso. Aquí están 10 cortometrajes 2010-2011 de peso, profundidad, 10 historias italianas sin estereotipos y artificios, 10 momentos de cine breve que cuentan un largo discurso.

Maurizio Di Rienzo