Scialla! (ópera prima)

Dirección: Francesco Bruni

Reparto: Fabrizio Bentivoglio, Barbora Bobulova, Filippo Scicchitano, Vinicio Marchioni, Giuseppe Guarino, Prince Manujibeya, Arianna Scommegna, Giacomo Ceccarelli, Raffaella Lebboroni

Guión: Francesco Bruni                                         

Fotografía: Arnaldo Catinari

Montaje: Marco Spoletini

Escenografía: Roberto De Angelis

Vestuario: Cristina La Parola

Producción: IBC Movie, en colaboración con RAI Cinema, con el apoyo del Ministero per i Beni e le Attività Culturali (Direzione Generale per il Cinema), producción ejecutiva Pupkin Production

Distribuidor: 01 DISTRIBUTION

Ventas al extranjero: RAI TRADE

País: Italia

Año: 2011

Duración: 95’

Formato: 35mm/ color

Estatus: Estrenado el 23/02/2011

Premios y festivales: Annecy Cinema Italien 2011: Sección ficción

Busan International Film Festival 2011: World Cinema

BIENAL DE VENECIA 2011: sección Controcampo italiano - Premio Controcampo

Sinopsis:

Un padre y un hijo que no se conocen - y con dos personalidades complicadas - están obligados a una convivencia forzada durante unos meses, en los cuales aprenderán muchas cosas el uno del otro.

Bruno Beltrame lo ha dejado todo desde hace mucho tiempo. De su antiguo talento de escritor queda sólo lo justo que le vale para escribir por encargo “los libros de los demás”, como biografías de futbolistas y de personajes del mundo de la televisión (actualmente está escribiendo la de Tina, famosa estrella del porno eslovaca, que se ha convertido en productora de películas “hard”). Su pasión por la enseñanza ha sido sustituida por una aburrida y repetitiva serie de clases particulares a estudiantes aún más aburridos, entre los cuales destaca el quinceañero Luca, ignorante como los demás, pero vital e irreverente.

Un día la madre del chico vuelve a aparecer, como un fantasma del pasado, con una revelación que revoluciona la vida de Bruno: Luca es su hijo, un hijo del que ignoraba la existencia.. Y además la mujer está a punto de irse a África para trabajar como cooperante durante seis meses y el chico no puede y no quiere seguirla hasta allí. La mujer pide a Bruno que acoja al chico en su casa y que le cuide, pero sin revelarle su verdadera identidad.

Empieza así una convivencia improbable entre el apático ex-profesor y el inquieto adolescente, seis meses durante los cuales Luca tendrá que confrontarse con una figura masculina adulta y Bruno, a su pesar, tendrá que cuidar de aquel hijo secreto, que además parece destinado a meterse en un gran lío...